castellano / català

Vitaminas para avanzar

Una cosa está clara. Puede tan sólo una, pero nos ha de servir de algo. No tendremos en los próximos meses -¿años?-, estabilidad desde el punto de vista normativo fiscal, contable, administrativo… y no sabemos muy exactamente si laboral. Vamos avanzando con la inspiración coercitiva europea. Próximamente se nos demandará declaración de bienes y derechos situados en el extranjero. Deberes para Marzo de 2013.

Los procesos internos son lentos y, aunque oímos muchas voces, los anuncios o reivindi-caciones de cambios radicales son a medio plazo. Entre tanto, estar alerta y seguir con el proceso establecido, será la mejor forma de estar preparado para cualquier modi-ficación de criterio.

Los poderes sociales y económicos reclaman medidas de reactivación y cuestionan la pura reducción de gasto como solución universal. El apoyo al sector financiero se entiende desde el pragmatismo inmediato pero se reclama como no excluyente del apoyo social. No hay recursos para todos, se comenta, pero esta priorización radical crea un caldo de cultivo que no augura la recuperación del consumo y, por ende, la reactivación de la actividad económica.

El crecimiento no es siempre un valor, pero en momentos de recesión parece ser la única vitamina posible. Nuestras empresas, especialmente las pymes, han de realizar un sobreesfuerzo de supervivencia activando todos los instrumentos que les doten de flexibilidad para la adaptación. Pensar en el mercado exterior no está alcance de todos por lo que habrá que seguir situándose en el mercado tradicional.

Miremos a medio plazo. Dedicar nuestros esfuerzos al único objetivo de reducción de costes es medicina paliativa. La reforma laboral es una de estas medidas que se nos consultan habitualmente, el estricto cumplimiento de la norma es siempre nuestra respuesta para poder usar, en estos momentos, soluciones para minimizar costes. Pero focalizarse al incremento de ingresos acercándose más a cubrir necesidades de nuestros clientes, de los que pueden ser nuestros clientes…inventando, modificando, leyendo las tendencias y anticipándose a ellas, es la medicina preventiva y curativa.
Con las elecciones catalanas se abre un proceso que se anuncia trascendente. Pueden cambiar cosas pero permanecerán los criterios de sentido común empresarial. Austeridad en costes y creatividad para provocar el crecimiento. Inversión con pay-back medido y apuesta por la formación permanente. Siempre tendremos un marco legal, un marco económico y una responsa-bilidad para con la sociedad y especialmente con nuestros trabajadores. Tendremos que invertir, eso sí, sin pagar en efectivo si se trata de cifras mayores a 2.500€. Se incrementan los controles, se precisa recaudación…seguimos esperando las medidas de ayuda y fomento a la actividad.

Nuestros clientes cuentan con nuestra cercanía y seguimos exigiéndonos un mayor nivel en esta reinvención interpretando las tendencias. Blanc Casanova Badia Gestors
Editorial